Entrevista para www.cultoro.com

Llega a Cultoro la fotógrafa rusa Oksana Saphiro. Se graduó en la Universidad Estatal de Prensa de Moscú en la especialidad de Pintura y Artes Gráficas, para después estudiar fotografía en la Academia de Fotografía de Rusia.
Fue estudiante del famoso fotógrafo ruso Lev Melikhov. Actualmente trabaja como redactora artística, pintora y fotógrafa en una de las principales editoriales rusas especializadas en literatura de ciencias naturales y revistas dedicadas al diseño gráfico, arte, naturaleza y turismo.

¿De dónde le viene la afición por fotografíar el toreo?
Empecé a fotografiar el mundo de los toros en 2007, durante mi primera visita a España y a partir de ahí es el tema principal de mis proyectos de fotografía.

¿Qué es lo que más le cautiva de él?
Me interesa fotografiar todo, desde la arena hasta los espectadores en la plaza, porque cada instante es único e irrepetible, pero ahora estoy mucho más concentrada en la figura del torero y su personalidad, en explorar a través de mi obra, no sólo la maestría de cada torero, sino descubrir qué tipo de persona hay detrás de cada traje de torear. Cuál es su carácter, qué profundas son sus emociones, qué le entristece y conmueve, qué lo alegra y qué hace vibrar su corazón…. Todo esto hace en conjunto que cada torero es único. Para mi, lo más importante es mostrar que el torero es un artista que crea su obra con colores poco habituales como la valentía, el temor, el dolor, el riesgo e incluso, su propia vida.
La figura del artista es el principal interés de mi proyecto, para poder realizar exposiciones en mi país.
¿Qué interés despierta la tauromaquia en Rusia?
Quisiera mostrarle a mis paisanos rusos lo interesante que son los toreros, que valientemente exponen sus vidas en cada espectáculo. Creo que entendiendo esto, el espectador de otro país puede llegar a comprender el arte de la tauromaquia.

¿España le manifiesta atracción por su obra?
Me gustaría mostrarles al público español cuál es la visión de una persona de otro país, en el que España, los toros es casi cotidiano y normal. Creo que una mirada fresca a las cosas puede contribuir a encontrar algo nuevo en ellas y mostrar de forma completa y seria, los tesoros de esta cultura que merece todo mi respeto e interés.

¿Cuánto sabe de toros?
Al igual que mucha gente en Rusia, yo no sabía mucho sobre los toros y tuve la oportunidad de ver una corrida de toros y me convencí que esto es una parte inseparable de la cultura española y a pesar que, Ernest Hemingway es un escritor muy popular y reconocido en Rusia, y muchos han leído sus novelas, la tauromaquia es algo prácticamente desconocido en mi país y no saben realmente que es este arte.
Para muchos no es más que una tradición exótica y otros no la entienden e incluso la juzgan negativamente.

Es evidente que la tauromaquia le ha atrapado de una forma especial…
Nunca pensé que este espectáculo conquistaría de esta forma mi corazón, esperaba ver algo diferente a un simple show, pero cuando empezó la corrida, me di cuenta de que estaba en presencia de una muestra de verdadero arte.
Al regresar a Moscú, empecé a entender que además de mi amor por España, en mi corazón se había empezado a formar una pasión por los toros. Comprendí que quería comenzar un proyecto fotográfico con este tema y se convirtió en una de las más grandes inspiraciones de mi vida desde que soy fotógrafa.

A pesar de no entender las complejidades en el rito y la técnica que arrastra el toreo a primera vista, ¿tanta fuerza tiene para enganchar a alguien que nunca lo ha vivido?
El arte suele inspirar a los artistas y tiene diferentes puntos de inspiración y en mi caso es la tauromaquia, es decir, esa síntesis armónica entre el hombre y la naturaleza, entre el torero y el toro.
No soy la única en Rusia que se interesa por el arte de los toros, también está mi colega Ekaterina Suchkova, directora creativa, que hemos realizado varios proyectos artísticos en nuestro país.

http://cultoro.com/